¡Larga vida al lúpulo!

El lúpulo es una planta de la familia de las Cannabáceas, parte fundamental de los ingredientes de Caraperro, debido al proceso denominado Dry Hopping con las que están elaboradas nuestras cervezas.

El lúpulo es un ingrediente imprescindible en el proceso de elaboración de la cerveza, dándole su característico sabor amargo, equilibrándola, conservando su frescor y estabilizando la espuma. Es una planta que sufre con los veranos secos, y de la que se distinguen dos tipos de planta, hembra (cuya flor o piña es utilizada en la elaboración de cerveza) y macho. El lúpulo es uno de los principales protagonistas de las originales recetas de nuestras Caraperro así como del reciente boom de la cerveza artesanal. Las plantas de lúpulo pueden superar los 15 años de vida, y como buena planta trepadora, se comportarán en tu jardín como bellísimas enredaderas.

No obstante, las particularidades del clima español (pese a ser el sexto productor europeo y décimo mundial) dificultan la producción de lúpulo a gran escala dentro de nuestras fronteras. Es común que en las cervezas de fabricación nacional, el lúpulo utilizado sea, en su mayor parte, de origen alemán o estadounidense.

Aun así, la producción en Alemania o se ha librado de sufrir importantes y recientes mermas, debido a severas sequías y duros veranos que han puesto en peligro la cosecha. Esto ha incrementando fuertemente su precio en el último año, debido en parte al aumento de la demanda, a la que aporta el 75% del total de lúpulo mundial junto con Estados Unidos. Este último es un país con unas relativamente mejores condiciones climatológicas (al menos durante el último año).

En nuestras recetas hemos querido destacar uno de los lúpulos más populares del momento: el Chinook. Esta variedad fue creada por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) en la década de los 70, a partir de un cruce entre Pentham Golding y un macho desarrollado por el científico e investigador del USDA Chuck Zimmermann.

La variedad Chinook viene siendo cultivada a partir de 1985, convirtiéndose en uno de los lúpulos más populares en la elaboración de cerveza. Esto es, debido a su doble perfil de potente amargor, que combina perfectamente con toques a pino, herbáceos, donde se pueden apreciar también pomelo. Esta variedad de lúpulo crece en el Valle de Yakima (en el Estado de Washington, al norte de los Estados Unidos) prestando su nombre a nuestra Caraperro Yakima Red Ale.

Otro de los lúpulos utilizado en nuestras genuinas recetas es el lúpulo Cascade, ubicado dentro de los lúpulos de las llamadas “tres C” (Centennial, Columnus y Cascade). Estas variedades sonconocidas por su particular aportación cítrica y sus notas a manzana ácida. En este caso es en nuestra Caraperro Modern Lager donde destaca este lúpulo, cuya alta concentración el Alfa-ácidos, un tipo de resina específica del lúpulo que está estrechamente relacionada con el amargor.

Para finalizar, el lúpulo Yellow, también conocido como amarillo, es una cepa utilizada en cervezas de un perfil tipo ale, no siempre rubia, pero de alta fermentación. Gracias a un descubrimiento casual, este capricho de la naturaleza fue descubierto por casualidad en 1990, cuando crecía junto a cepas de otro lúpulo. Con flores amarillentas y conos de fuerte olor cítrico y herbáceo, cuyas características se aprecian en nuestra Caraperro Indian Pale Ale, es una planta única e irreproducible, ya que no están disponibles en el mercado las enzimas necesarias para dicho proceso.

 

Referencias


Lúpulo: el ingrediente detrás del amargor y el aroma de la cerveza – The Food Street Journal | BonBiveur.es